¿Dónde esquiar cerca de Madrid?

Ya estamos en el mes de diciembre, los termómetros han descendido y han caído las primeras nevadas. Ante esta situación, a los esquiadores nos han entrado las ganas de ponernos los esquíes y poder esquiar antes de que acabe el año. O mejor dicho, estamos locos por hacerlo.

El problema es que este año debido al coronavirus esquiar está complicado, ya que debido a las restricciones no podemos salir de la provincia, lo que hace que no podamos ir a las estaciones de esquí más famosas de nuestro país, como Sierra Nevada, Cerler, Baqueira, Formigal o Andorra entre otras.

Por esta razón a continuación te vamos a contar dónde esquiar cerca de Madrid este año, para que antes de que acabe el año puedas esquiar y quitarte el mono sin saltarte las normativas existentes.

Estaciones de esquí cerca de Madrid

Navacerrada

Una de las primeras opciones para esquiar cerca de Madrid es el Puerto de Navacerrada, que cuenta con una de las tres estaciones de esquí alpino del Sistema Central, a las afueras de la provincia de Madrid, muy cerca de Segovia.

Se trata de un puerto de montaña con 1.858 metros de altura, y aunque no es una estación demasiado grande, será más que suficiente para poder esquiar sin salir de Madrid.

Navacerrada cuenta con 11 kilómetros esquiables y 16 pistas de esquí para todos los niveles: 1 pista negra, 9 pistas rojas, 5 pistas azules y 1 pista verde.

Asimismo, Navacerrada está diferenciada en dos zonas; la zona alta, donde se encuentran las pistas negras y rojas, pensada para los esquiadores de mayor nivel, y la zona baja, para los esquiadores principiantes.

Valdesquí

Otra opción es Valdesquí, la estación de esquí más grande de la provincia de Madrid, ubicada en Rascafría, en la Sierra de Guadarrama.

Más grande que Navacerrada, Valdesquí cuenta con un total de 22,4 kilómetros esquiables, 28 pistas y 420 metros de desnivel.

Situada a 70 kilómetros del centro de Madrid, es una estación muy concurrida, por lo que para disfrutar de este deporte, recomendamos ir entresemana. Es la estación de esquí de Madrid por excelencia.

La Pinilla

Muy cerca de Madrid está la estación de esquí La Pinilla, dentro de Segovia, concretamente en Cerezo de Arriba.

Situada en la Sierra de Ayllón, está a aproximadamente 60 minutos del centro de Madrid, y lo bueno es que está muy bien comunicada.

Inaugurada en el año 1968, es una estación de gran calidad, que en 1975 albergó una prueba de la Copa de Europa de Esquí. Además, recientemente ha sido remodelada y mejorada.

Con una altitud máxima de 2.274 metros, tiene un total de 23 pistas (4 verdes, 6 azules y 13 rojas) repartidas en 15,57 kilómetros esquiables, siendo una muy buena opción especialmente para esquiadores poco experimentados, ya que no tiene ninguna pista negra. Aun así, las rojas son pistas de bastante nivel.

Madrid SnowZone

La estación de esquí más cerca de Madrid es “Madrid SnowZone”, que es la única pista de esquí indoor de toda España. Aunque no tiene nada que ver con las estaciones anteriores, es una buena opción para quitarse el gusanillo y poder disfrutar de un rato de esquí, que además permite vivir la experiencia de esquiar bajo techo.

Cerca de Madrid, se encuentra dentro del Centro Comercial Xanadú, en Arroyomolinos.

Cuenta con dos pistas de esquí abiertas los 365 días del año, una de iniciación con 100 metros de largo y 40 de ancho, y una pista central para esquiadores más experimentados, con 250 metros de largo y 55 de ancho. Es la única estación que permite esquiar incluso en verano.

Con una superficie de nieve de 18.000 metros cuadrados, es una de las estaciones más frecuentadas por los esquiadores y snowboarders fuera del invierno. Permite irte de compras, y después disfrutar de un rato de esquí.

Navafría

Y terminamos con Navafría, la única estación de esquí de fondo dentro del Sistema Central. Situada en el Puerto de Navafría, se encuentra en el límite entre las provincias de Madrid y Segovia, a una altitud de 1.773 metros sobre el nivel del mar.

Abierta en el año 2007, el entorno en el que se esquía es espectacular, ya que mientras estás esquiando vas atravesando un bosque increíble, disfrutando de una estampa inolvidable.