Cannabis y esquí: ¿buena combinación?

A priori, dado que el cannabis produce un efecto de relajación en cuerpo y mental, mientras que el esquí es un deporte extremo que libera mucha adrenalina e implica un gran desgaste físico, da la sensación de que el cannabis y el esquí son dos cosas totalmente opuestas que no combinan bien entre sí.

Eso a simple vista, pero la realidad es que el cannabis y el esquí combinan muy bien. Tanto, que muchos esquiadores que acostumbran a consumir cannabis al esquiar, aseguran que el cannabis les permite practicar este deporte en mejores condiciones, ya que se sienten más relajados y libertados. Y lo más importante, disfrutar más de él.

De hecho, si echamos la vista atrás, la relación entre el esquí y el cannabis viene de muchos años atrás, casi a los inicios de este deporte.

El cannabis siempre ha estado ligado al esquí y al snowboard

Aunque mucha gente lo desconoce, el consumo de cannabis siempre ha estado muy ligado tanto al esquí como al snowboard, hasta el punto de que podemos considerar que su influencia ha sido muy importante, y que incluso ha ayudado a popularizar estos deportes.

De hecho, queremos destacar un hito que ocurrió en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1998 en Nagano (Japón), cuando Ross Rebagliati, campeón olímpico en la prueba de eslalon gigante, dio positivo por cannabis en la prueba antidopaje realizada justo después de terminar la cometición.

Esto provocó que mucha gente lo criticase duramente, mientras que otra mucha le apoyase y defendiese. ¿El resultado? Que a pesar de dar positivo, Ross Rebagliati mantuvo su medalla de oro olímpica, ya que el cannabis no estaba considerada como una sustancia prohibida en ese momento (a día de hoy si lo está).

Esto hizo que a partir de ese momento, muchos amantes del esquí y del snow comenzasen a consumir cannabis, al comprobar que esta sustancia no afectaba al rendimiento, después de que el campeón olímpico fuese consumidor reconocido. Una vez retirado, en la actualidad Ross Rebagliati dirige su propio negocio de venta de marihuana medicinal en Canadá.

El consumo de cannabis, cada vez más habitual entre esquiadores

Muchos años después, en la actualidad el consumo de cannabis cada vez es más habitual entre los aficionados al esquí. No entre los profesionales, ya que como hemos comentado, es una sustancia ilegal que saltaría en un control antidopaje.

Y con esto no nos referimos a fumarse un porro literalmente, ya que en este momento hay diferentes sustancias que permiten consumir cannabis sin necesidad de fumar, como es el caso del aceite de CBD.

Y es que, el CBD es una sustancia totalmente natural y segura, que permite disfrutar de los efectos terapéuticos del cannabis, pero sin el clásico efecto psicoactivo que produce al fumarlo. La razón no es otra que el CBD está libre de THC, que es la sustancia que provoca el efecto psicoactivo del cannabis o la marihuana que comentábamos.

Además, está demostrado que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias, destacando como una sustancia que además de ayudar a la relajación y que es muy recomendable para tratar diferentes enfermedades y dolencias, en el caso del esquí y el snow, ayudará a recuperarse de posibles caídas o lesiones.

Por esta razón, el cannabis y un deporte como el esquí combinan a la perfección. La tensión o los nervios son dos de los principales enemigos al practicar este deporte, y sin duda la relajación que provoca el cannabis y especialmente, el CBD, ayudará a liberarse de estos nervios, a la vez de ayudar a recuperarse de golpes y lesiones por su efecto antiinflamatorio.